Los cambios como DESAFÍO y no como amenaza

21 Dec 2017

El biólogo molecular, escritor y consultor en temas de innovación y cambio, Estanislao Bachrach, brindó herramientas para instrumentar de manera más eficiente modificaciones en el comportamiento personal, y también en los ámbitos y metodologías de trabajo.

 

Estanislao Bachrach cerró el 6° Congreso de la Asociación de Leasing de Argentina. A la hora de presentarlo, Gabriela Tolchinsky, Presidente de la organización, afirmó que a corto plazo se impone un nuevo enfoque innovador en el sector y por eso se consideró atinada la presencia del especialista en neurociencia, para explicar cómo pueden instrumentarse esos cambios de manera más eficaz.


"En los laboratorios científicos del mundo está de moda el índice CQ, que es el que mide cuán inteligentes somos para cambiar. En principio, uno debe ser consciente de tener que cambiar, luego debe estar convencido de que quiere ese cambio y, por último, debe pensar de qué manera va a instrumentarlo. Nosotros nos enfocamos en este último paso, en el cómo", comenzó su ponencia Bachrach.

Según el especialista, cuando el cambio se refiere al medio circundante, las personas no se esfuerzan demasiado. "Muy pocos hacen esfuerzo para cambiar el mundo, el país o la empresa", ejemplificó, e indicó que esto se debe a que "el cerebro es extremadamente egoísta". A su vez, y por el mismo motivo, explicó que cuando el beneficiario directo es uno mismo, las ganas son mayores. Por eso, expresó que la mejor manera que tiene una empresa para proponer un cambio es haciendo hincapié en los beneficios personales que deparará para cada uno y explicando que ese cambio debe ser entendido como un desafío y no como una amenaza. Este último punto, según Bachrach, es central porque cuando el cerebro decodifica una amenaza, usa todo el oxígeno y la glucosa para resolver esa situación y “deja de pensar”. 


Así, frente a situaciones de cambio, mucha gente “comienza a estar distraída, más ansiosa, y que eso ocurra es normal”, indicó. Esto lleva a tomar decisiones equivocadas y a trabajar peor. Su consejo, entonces, es tener en cuenta que “es normal que la productividad baje en momentos de cambio” y que no hay decisión más desacertada en ese proceso que “ajustar las clavijas”. Según indicó “los cerebros prefieren saber los resultados negativos a la incertidumbre”. Sin embargo, “algunos jefes prefieren, equivocadamente, no comunicar hechos negativos” sumiendo a los empleados en un estado de duda constante que sólo genera ansiedad.

"Muchas veces nos encontramos con empresas que dan herramientas y se esfuerzan por promover el cambio, pero no cambian ni los sistemas ni las dinámicas de trabajo. Y es ahí cuando se genera un conflicto. Deben brindarse, de manera simultánea, herramientas a las personas y promover que la organización cambie", aseguró.

“En los próximos años, este rubro va a experimentar muchos cambios de manera vertiginosa, y quien no se suba al tren, quedará afuera. En general, entre los empleados de cualquier compañía hay entre un 20 y un 30% que deja que el tren les pase por arriba. Otro 50 o 60% que lo ven pasar, y otro 20 que se sube al cambio. Por eso, las empresas que son inteligentes lo que hacen es decidir que el cambio lo lideren los que quieren cambiar, sin que importe la jerarquía sino el entusiasmo por hacer cosas nuevas”, explicó. “Lo importante es creer que uno es capaz de cambiar, querer el cambio y practicar. En cuanto a cómo condicionan las edades, cuanto más viejo sos, más ganas debés tener para seguir aprendiendo”, aseguró.


Por último, consideró que es importante establecer metas a corto plazo, para acrecentar el entusiasmo al verlas cumplidas y recordarle al equipo que en el pasado se hicieron cosas bien, para subir el grado de autoconfianza. A su vez, consideró imprescindible que quien propone el cambio se involucre activamente en el proceso y reconozca los logros ajenos.

 

 

ESTANISLAO BACHRACH. Además de un reconocido escritor argentino de best sellers como Ágilmente -que vendió más de 250.000 copias y fue editado en todo América Latina, España, y traducido y editado en Inglaterra, Italia y Corea-, En Cambio y Random, una novela sobre cómo la ciencia me cambió la vida, Estanislao Bachrach es Doctor en Biología Molecular de la UBA y de la Universidad de Montpellier en Francia. Además, posee múltiples especializaciones en el extranjero en Liderazgo, Innovación y Cambio y una Maestría en Dirección de Empresas de la Universidad Torcuato Di Tella, donde hoy se desempeña como Profesor Full Time de Liderazgo e Innovación. Fundó y es director de la consultora internacional COCOLAB en temas de creatividad, inteligencia emocional, innovación y cambio. Y es profesor invitado de la Universidad Ramon Llull-Blanquerna, enseñó e investigó en la Universidad de donde fue nominado al prestigioso Joseph R. Levenson Memorial Teaching Prize, y fue Director de la Licenciatura en Economía Empresarial y de varios programas de Educación Ejecutiva en la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkedin
Compartir en Google+
Me gusta
Please reload

Entradas destacadas

COMPROMISO RENOVADO

January 12, 2019

1/8
Please reload

Entradas recientes

January 14, 2019

January 12, 2019

January 12, 2019

Please reload

Asociación de Leasing de Argentina


info@leasingdeargentina.com.ar 

Contáctenos
Síganos en

© 2016 Asociación de Leasing de Argentina. Desarrollado por Sí! Comunicación Creativa